ÚLTIMAS ACCIONES

  • Historias de Acceso: Laura Piatti, una mujer que quiere vivir con dignidad

    Historias de Acceso: Laura Piatti, una mujer que quiere vivir con dignidad


    El 23 de julio de 2003, Laura Piatti llegó a Buenos Aires a bordo de un avión sanitario. Tenía 35 años y estaba por iniciar unas vacaciones con su familia en Bariloche, cuando tuvo un accidente automovilístico que le dejó como secuela una discapacidad motriz. “Mi familia no se animaba a decirme que las lesiones en la columna me habían provocado una cuadriplejia completa, es decir, que tenía afectados tanto los miembros superiores como los inferiores y que, por ende, no volvería a caminar”, contó Laura a Acceso Ya.

  • Excluir desde la acción

    Excluir desde la acción


    La situación, tal como lo supuso Martina, se repitió. Llovía intensamente en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, el domingo pasadas las diez de la mañana. Un Chevrolet Onix, color blanco, se detuvo justo frente a las puertas de la Escuela N° 801 “Carmen Faggiano de Bafico”, ubicada sobre la calle Virasoro 1900. En el asiento del acompañante estaba Martina Saita, una joven de 27 años, que, como consecuencia de haber nacido sietemesina, padece una parálisis cerebral que la obliga a desplazarse en silla de ruedas.

  • La diferencia entre ambas realidades está en la respuesta de los gobernantes

    La diferencia entre ambas realidades está en la respuesta de los gobernantes


    Hace unas semanas atrás publicamos en nuestro sitio web la historia de Daniel Seara, un argentino que, por cuestiones laborales, hace ocho años, decidió irse a vivir Madrid, España, porque allí encontró las condiciones de accesibilidad necesarias para poder movilizarse en una silla de ruedas motorizada, de manera independiente, por las calles de la ciudad y también para poder hacer uso del transporte público, sin ningún tipo de dificultades, como cualquier otro ciudadano.

  • Entorno Inaccesible

    Entorno Inaccesible


    Me pidieron que, desde mi rol de voluntaria de Acceso Ya, escribiera una nota sobre un espacio que fuese accesible para personas con discapacidad motriz o con movilidad reducida y sobre otro que no  lo sea. Entonces, al sentarme frente a mi computadora para comenzar con mi relato, empecé a pensar qué lugares  podían formar parte del mismo y me di cuenta que la mayoría de los establecimientos, de esta y otras ciudades, son inaccesibles.

  • Accesibilidad desde una silla de ruedas (pero eléctrica)

    Accesibilidad desde una silla de ruedas (pero eléctrica)


    La empresa norteamericana en la cual daba conferencias, después de haber observado como su esposa debía empujar su silla de ruedas manual, decidió regalarle a Daniel Seara una silla motorizada para que pudiese desplazarse con autonomía por las calles de la ciudad. Nunca imaginaron que lo que ellos veían como una solución para él sería un verdadero problema. Daniel es argentino pero, desde 2007, reside en la ciudad de Madrid, España, porque allí cuenta con las condiciones de accesibilidad necesarias para trasladarse de manera independiente y poder trabajar algo que en Buenos Aires, según sus propias palabras, resultaría prácticamente imposible.

  • En primera persona: Martín Arregui

    En primera persona: Martín Arregui


    Martín Arregui tuvo un accidente cuando tenía 25 años que lo dejo en una silla de ruedas. A partir de ese hecho, su vida dio un giro y tuvo que adaptarse a las barreras arquitectónicas que atraviesan todas las personas con discapacidad día a día.              

  • La batalla por más escuelas accesibles muestra avances favorables en escuelas públicas.

    La batalla por más escuelas accesibles muestra avances favorables en escuelas públicas.


    La Dirección General de Infraestructura Escolar dependiente del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (G.C.A.B.A.) le informó, el pasado 17 de abril, a los directivos de Acceso Ya, que integraron la mesa de trabajo sobre accesibilidad, que son 585 las escuelas públicas que cuentan con las condiciones básicas de acceso- rampa de ingreso, baño adaptado y aulas accesibles- de las cuales 283 tienen accesibilidad total, es decir que garantizan una libre circulación horizontal y vertical.

  • Sensibilidad y ganas de ponerse en lugar del otro, dos cualidades imprescindibles para lograr más espacios accesibles.

    Sensibilidad y ganas de ponerse en lugar del otro, dos cualidades imprescindibles para lograr más espacios accesibles.


    Patricio Marun no tiene ninguna discapacidad motriz, ni movilidad reducida. Tiene, en cambio, un corazón sensible, un corazón que no lo deja ser indiferente ante situaciones de exclusión y que lo lleva a ponerse en el lugar del otro. “Conocí Acceso Ya por Facebook hace algunos años y desde ahí siempre tengo en mi billetera una calco de ‘Yo Tape una rampa’ para hacer un poco de justicia”, comentó.

  • Movilizados por una ciudad sin barreras

    Movilizados por una ciudad sin barreras


    Una carpa blanca con carteles de la ONG “Acceso Ya”, irrumpe en el paisaje cotidiano de la esquina de Juramento y Vuelta de Obligado mientras voluntarias de la ONG acomodan el stand con toda la folletería para entregar, familias, amigos, voluntarios, conversaban, se saludaban y esperaban para dar comienzo a la décima edición del Rallydad, una carrera donde participaron personas con y sin discapacidad para concientizar sobre las barreras arquitectónicas que existen en los transportes públicos y comercios de la Ciudad de Buenos Aires.