ÚLTIMAS ACCIONES

  • Trenes: Más compromisos de obra

    Trenes: Más compromisos de obra


    En septiembre de este año Laura se comunicó con nosotros para denunciar la situación de inaccesibilidad de la estación Devoto de la linea San Martín. En dicha estación hay cuatro andenes, de los cuales los dos centrales no poseen rampas, ni ascensores. Para acceder al andén de doble mano hay que bajar un piso y luego subirlo nuevamente.

  • Martín y la demandada contra Mc Donald´s

    Martín y la demandada contra Mc Donald´s


    La Falta de accesibilidad en los comercios es uno de los temas que aborda Acceso ya y que tiene características particulares. Uno puede suponer que al momento de enfrentarse a un negocio que no posee accesos para las personas con discapacidad motriz, la mejor decisión que uno puede tomar es no volver a ese comercio que en una palabra, discrimina , y que el comerciante pierda un cliente.

  • Muchas Felicidades
  • Nuevo compromiso de obra: Banco Nación

    Nuevo compromiso de obra: Banco Nación


    Este caso es muy interesante. Se trata de uno de esos testimonios que nos entusiasman, mas allá de las obvias situaciones de inaccesibildad a las cuales nos enfrentamos desde Acceso Ya, al momento de atender cada reclamo.

  • Los obstáculos callejeros: Veredas rotas y ausencia de rampas

    Los obstáculos callejeros: Veredas rotas y ausencia de rampas


    Dentro de las barreras arquitectónicas que las personas con discapacidad motriz, o con movilidad reducida, deben enfrentar, las que sobresalen son el estado en el que se encuentran las veredas y la ausencia de rampas en las esquinas. Hacemos esta afirmación, no sólo basándonos en lo que, lamentablemente podemos apreciar con un simple recorrido por la ciudad, sino también por el número de denuncias que llegan a Acceso Ya.

  • Trenes: Nuevos compromisos de obra

    Trenes: Nuevos compromisos de obra


    El pasado mes de Octubre llego a Acceso Ya, la historia de Gladys. Ferrara, una mujer con discapacidad motriz que se traslada en silla de ruedas eléctrica. El día 18 de ese mes se encontraba viajando en un tren del ramal Mitre, y se bajó en la estación de Coghlan. Al bajar se encontró con que las rampas habían sido destruidas debido a una ampliación de las instalaciones del ferrocarril. Cuatro horas Gladys tuvo que esperar para poder salir de allí.

  • Subtes inaccesibles: Una realidad que indigna

    Subtes inaccesibles: Una realidad que indigna


    La falta de accesibilidad física (barreras arquitectónicas) en el sistema de transporte público es una realidad indignante. Las leyes garantizan los derechos de las personas con discapacidad motriz o con movilidad reducida, desde la accesibilidad, el derecho a la libre circulación, hasta los que tienen que ver con la dignidad del ser humano.

  • Casos de Acceso: No más primaveras desde la ventana

    Casos de Acceso: No más primaveras desde la ventana


    Alicia escribió a Acceso Ya para contar su situación en Agosto de este año. Se comunicó con nosotros en nombre de su mamá, una mujer de 89 años que desde hace 50 vive en un edificio en la Av. Rivadavia nº 4157 (Almagro). El lugar no cuenta con rampa de acceso en la puerta principal, es por esto que la mamá de Alicia debe ser ayudada por, al menos, 3 personas para poder bajar los escalones.

  • Casos de Acceso: Una Rampa para Mamá

    Casos de Acceso: Una Rampa para Mamá


    La historia de Raúl y Silvia es, tristemente, la de muchos otros. Su madre tiene 87 años y se traslada en silla de ruedas. La señora vive en un edificio ubicado en la Av. San Juan nº 2337. Durante mucho tiempo el edificio en cuestión carecía de una rampa para que, pudiera movilizarse con la libertad que las leyes le aseguran, pero que en ocasiones (debido a la mala voluntad de otros), no le garantizan.

  • Accesibilidad en comercios: Un poco más cerca

    Accesibilidad en comercios: Un poco más cerca


    Como todos sabemos la accesibilidad es un derecho que está garantizado por la leyes. Debería estar en la libre voluntad de una persona con discapacidad motriz (o movilidad reducida), el hecho de poder decidir a que negocio concurrir, a cual no, porque, por ejemplo, no le convienen los precios, o por el contrario porque quiere aprovechar alguna oferta. Esto, lo sabemos, debería ser así. Pero mayormente no ocurre. Pareciera ser que en la práctica las personas con discapacidad motriz no son consumidores como cualquier otro. ¿Y saben cuál es la única diferencia?. Que a las personas con discapacidad, los negocios les cierran las puertas.